Todo queda en familia.

Iván como muchos ya saben es mi primo hermano por parte de madre. Formamos parte de la familia Marín, como muchos en nuestro barrio siempre nos han conocido. Aunque en temas de familia siempre se dice que no se tiene favorito, es mentira, él siempre ha sido mi primo favorito y seguramente no solo mío si no del resto de primos. Es una persona que siempre ha tenido mucho carisma y por eso, pienso yo, consiguió a la novia más guapa de todas, Saida. Rápidamente se convirtió en una más de la familia y con su forma de ser siempre tan sentida no necesito nada más, se hizo querer sin apenas esfuerzo. Como podéis ver en su reportaje de boda en la Plaza de España, de tal combinación no podían salir más que dos hijas preciosas y más adorables si cabe de las cuales yo soy orgulloso padrino de una de ellas.

Iván y Saida no quisieron que a su boda viniera como fotógrafo, sino como invitado para que me “divirtiera”, como ellos decían. Pero yo me “divierto” si hago fotos, y más cuando es gente que quiero. No es compromiso ninguno, al contrario, si no me aburriría como una ostra (sobre todo en la ceremonia, jaja). Al final vine como invitado y poco pude hacer, sobre todo por no molestar al “oficial” de fotografía que a pesar de todo fue encantador y compartió amablemente conmigo un “hueco” para ser “segundo fotógrafo” de la pareja. Como yo no era el oficial, no quise incordiar y disparé siempre respetando su posición prioritaria, aunque no por ello tome pocas fotos!

El resultado es esto, bueno, y algunas fotos más, no hice mucho más porque no me correspondía y no era mi intención molestar. Fue una boda muuuy divertida y especial. El lugar Hacienda de la Pintada, muy hermoso. Me hubiera gustado tener más libertad para tomar imágenes de este día porque el sitio era espectacular y la hora la mejor, qué le vamos a hacer.

Os dejo con algunas fotos de las que tomé. Espero de todo corazón que os gusten, Saida, Iván, cuidaos mucho y sed muy felices. Y a las niñas, que las quiero mucho aunque ande siempre liado con mis proyectos y no las vea tanto como antes.